Guia turística de Soria

SoriaIniciamios esta guía turística de Soria y su provincia son una permanente sorpresa muy agradable para quienes la visitan, ya que mezcla tradición y modernidad; una naturaleza que en muy pocos sitios de España y de Europa se puede contemplar; arte a raudales; historia que empapa hasta la médula comenzando con esa resistencia numantina, que les catapultó a la historia del mundo y que, ahora, se ha convertido en impulso imparable para conquistar el futuro y el desarrollo de toda la provincia, pero guardando un exquisito respeto por el medio ambiente y por mundos que nos transportan en la gastronomía, a un nivel superior, como es la utilización de sus recursos micológicos en una cocina de vanguardia. En fín, ocurre como casi siempre, la tenemos tan cerca que nos ha pasado hasta ahora desapercibida.

El Turismo de Interir en Soria

El turismo de interior es uno de los motores de la economía de Castilla y León, y Soria, consciente de su potencial está poniendo en valor todos sus recurso con un único objetivo, que es ofrecérselos al viajero, para que se encuentre en su casa, con una capacidad de elección que va desde los hoteles de máxima categoría hasta casas rurales que invitan a soñar. Muchas veces nos hemos enfrascado los españoles con los cuentos de Andersen, sin darnos cuenta que esa naturaleza casi idílica que nos mostraban la tenemos ahí, a pocos kilómetros de Madrid, de Barcelona, de Valladolid, de cualquier ciudad española y que se llama Soria.

La diversidad de su Naturaleza es de las que ya solo se pueden contemplar en su provincia; la historia brota como los manantiales de agua que riegan sus fértiles valles y que dan lugar al «gran río Duero»; es tanto lo que hay que ver, que hay que hacer como con los manjares extraordinarios y los grandes vinos, hay que degustarlo poco a poco, para no embriagarse.

El Patronato de Turismo de Soria está realizando una gira por las capitales españolas presentando estos grandes valores como recursos a ofrecer y no necesitan ni promocionarlos, porque se venden solos.

Numancia y los Celtíberos

Los amantes del arte y de la historia tienen la exposición Celtíberos que es uno de los referentes más significativos del pasado que sigue la estela de Numancia, ciudad que con su resistencia y heroico final contra Roma se convirtió en símbolo universal de la lucha de un pueblo por su libertad y de la resistencia del débil contra el fuerte.

En la exposición se sigue la evolución desde los primeros poblados hasta el desarrollo de ciudades como Numancia, Tiermes, Uxama, Segeda, Contrebia, Segóbriga, Clunia, y que a través de 900 metros cuadrados presenta 400 piezas de 20 museos europeos y 17 españoles, junto con recreaciones ambientales a través de medios audiovisuales.

Como no podía ser de otra manera, una cultura tan arraigada y con raíces profundas, y a la que los romanos autorizaron a las ciudades celtibéricas a acuñar moneda, privilegio escasísimo en la época, y contra cuyo dominio se alzaron resistiendo el asedio durante veinte años. Pasado y presente se exponen en la muestra a través de utensilios artesanales y arqueológicos que ayudan a una mejor comprensión del pasado celtibérico y su legado hasta la actualidad.

Ese incansable promotor de iniciativas para dinamizar a su provincia que es el Presidente del Patronato de Turismo y alcalde de El Burgo de Osma, Antonio Pardo, considera que la oferta de Soria «es una joya» dentro del inmenso patrimonio de Castilla y León. Y así es, y además brilla con luz propia.

Naturaleza en Soria

El viaje por la provincia de Soria es un paseo por los sentidos, se entrelazan sierras, se entrecruzan ríos, la naturaleza se ofrece en todo su esplendor y el viajero la percibe no solo a través de las imágenes, que son de una extraordinaria belleza, sino a través de las texturas, de los sabores, los olores de una naturaleza ya perdida en otros muchos puntos de la geografía y que aquí explota cada nueva estación, y de los colores que forman una paleta de policromía que se graba en la retina por su diversidad.

En los paseos por la naturaleza que ofrece esta provincia de Soria, además de los sonidos del bosque, se escucha el silencio. Es como una cura de la mejor clínica antiestrés, junto con la belleza de sus construcciones históricas que no rompen el paisaje, sino que se encuentran insertadas en él, son un elemento más de esa geografía dura y a la vez acogedora, con infinidad de lugares como el cañón del Rio Lobos, donde la ermita de San Bartolomé, o la de San Saturio, en el Duero, forman un complemento más unidas a la naturaleza a la que acompañan, y que en ningún caso rompen.

Gastronomía de Soria

Burgo de OsmaCapítulo aparte merece la gastronomía que ofrece esta provincia. Combina los sabores más tradicionales con las más modernas recetas de cocina a la altura de los mejores restaurantes de España y de Europa. Pero además, cuentan con una ventaja que es imbatible, los productos de primera calidad, tanto en carnes, como en caza, embutidos, quesos, vinos y cualquier otro manjar que se quiera disfrutar.

No citaré nombres de cocineros porque la lista sería interminable, y siempre me dejaría alguno, y la verdad es que el comensal sale agradecido por el magnifico menú que disfruta en cualquier establecimiento donde se pare a reponer fuerzas.

Especial mención merecen todos los platos que se elaboran con los productos micológicos de esta tierra. Y ahí no van solo guisos, sino especialidades culinarias en las que están también helados y postres. Como pequeñísima muestra una brocheta de panceta y gamba; brochetas de queso y trufa, brochetas de Boletos y sésamao negro; vieira con boletos y salsa de cadamomo, Foie con maíz y tonga, molleja de pato caramelizado con pomelo y germinado de cebolla; capuchino de trompeta negra y boletos. Y todo ello unido a las ollas de chorizo y lomo, tradicionales en todas las tierras en las que la nieve en invierno obligaba a establecer una buena despensa.

Los vinos no es necesario aclarar que en Soria es donde comienza la denominación Ribera del Duero, pero es que además todos los que se elaboran son de una extraordinaria calidad, que hacen de buen compañero para esa cocina, tradicional o innovadora que se vuelve un placer para el gusto.

Esta tierra, a la que cantaron poetas como Antonio Machado, Gerardo Diego o Gustavo Adolfo Bécquer, nos está esperando con sus brazos abiertos, con su arquitectura única y que acoge a todos los estilos desde el románico hasta nuestros días; sus valles, sus pueblos tan variados como el propio terreno donde se ubican, que van desde el verde de pinares, al rojo de la llanura; pueblos en los que hay maravillas como en El Burgo de Osma, con una catedral que uno no se espera encontrar fuera de las grandes ciudades tradicionales, Ágreda, villa que fue cristiana, mora y judía; Vinuesa, Medinaceli, en fin tanto arte, tanta belleza, tanto misterio como el de la Laguna Negra, que dice la tradición que sus aguas conectan directamente con el mar; hacen y explican que ya en el año 133 antes de Cristo los romanos, tras dos décadas de lucha, conquistaran a la tribu arévaca que defendió Numancia, por considerar vital su pertenencia para el Imperio.

Ahora dos mil ciento treinta y ocho años después, afortunadamente sin guerras, en paz y armonía, podemos empezar por disfrutar y no conquistar esta maravillosa tierra soriana, que tanto ofrece y nada pide a cambio, sino que la visitemos. El eslogan de «Soria ni te la imaginas» es acertado, pero nada más entrar en la provincia por cualquiera de sus accesos, la mente empieza a procesar ese paisaje tan especial que ya la imaginación corre por pinares, laderas y valles, villas bellísimas, la capital acogedora y con encanto para pasearla, en fin no se puede condensar en una crónica o un reportaje todo lo que atesora. Hay que visitarla y conocerla, lo cual ya es amarla. Porque solo se quiere de verdad aquello que se conoce.

Imágenes: MP y MA

Leave a Reply