Guía de viaje de Salvador de Bahía

Playas de Salvador de BahíaBrasil es algo totalmente diferente a lo que estamos acostumbrados a ver, nada más llegar al aeropuerto de Salvador de Bahía nos impresiona la cantidad de vegetación que rodea el mismo y las arenas blancas culminadas por una laguna, un sitio precioso para las parejas de novios.

Después podemos quedar impresionados por las calles, con muchos negocios montados con lo más mínimo, calles llenas solamente de bares, restaurantes, minisupermercados, pero totalmente diferente a lo que vemos aquí, para nosotros serán sitios muy sucios, pero excepto en las zonas turísticas, esto es lo que vamos a encontrar.

Turismo en Salvador de Bahía

Llegué al lugar donde iba a quedarme una casa en un barrio a unos 40 kms. del centro, allí está todo muy lejos y un barrio puede ser tan grande como una ciudad en España.

Los primeros días los pasé en Salvador, tienes sitios fantásticos como Pelourinho un barrio histórico en el que podemos encontrar hasta 9 Iglesias, sus calles empedradas y todos los jueves conciertos en su plaza, las casas son todas antiguas no hay que dejar de visitar este barrio. Otro barrio precioso está en lo que llaman la ciudad alta y es Bonfim donde está la Iglesia que lleva el mismo nombre y en la cual podemos comprar las famosas cintas que poniéndola en nuestra muñeca pedimos deseos y hacemos un nudo por cada deseo pedido al Señor de Bonfim.

Otro sitio muy bonito es La Barra con su playa y muchos sitios donde comer cangrejos y lambretas (algo parecido a las almejas), acompañado por piraum (una mezcla del caldo de los cangrejos con Farinha de mandioca (una harina que es muy rica)). Desde aquí podemos recorrernos toda las costa y ver unas playas de ensueño. Podemos llegar al mercado modelo donde adquirir a muy buen precio regalos (debéis regatear para conseguir precios muy buenos). Junto a este mercado está el ascensor que nos lleva de la ciudad baja a la ciudad alta, hay una vista preciosa de la ciudad baja.

Recorrido por Lençois y alrededores

Después de estar unos días en Salvador me fui al interior a un pueblo a unos 600 km. de Salvador el cual todavía pertenece a Salvador, Brasil es muy muy grande y en 20 días que estuve allí no me dio tiempo de ver ni la mitad de Salvador os podéis imaginar lo grande que es, Bueno como decía me fuí a Lençois que está dentro de lo que llaman la Chapada Diamantina que es una zona de rocas de donde se extraen todo tipo de piedras naturales, famosa también porque se rodó una de las Telenovelas más famosas, eso de las telenovelas es un deporte nacional en Brasil todo el mundo esta atento a ellas.

Lençois es un pequeño pueblo muy turista y acogedor con calles empedradas y casas antiguas, con muchas cascadas cercanas y muchos sitios que visitar grutas, cascadas de muchos metros etc… Todo esto podemos verlo con guias que nos llevarán hasta estos sitios.

En Lençois también podemos comprar muchos regalos todos ellos con piedras naturales del lugar, son muy bonitos y baratos quedareis impresionados, podemos ver Capoeira que es la lucha de Brasil, aunque no solo lo veremos aquí sino en cualquier parte de Bahia es después del Fútbol el deporte más practicado desde los más pequeños a los mayores lo practican. A pesar de ser un pueblo turístico no es caro y podremos comer 6 personas por unos 30 Reales (al cambio pueden ser unos 15 €), los hoteles también son económicos.

Después de estar esos 4 días maravillosos en Lençois me fuí a un pueblo cercano Itaberaba, es un pueblo muy tranquilo en el cual no hay mucho que ver algún mercado donde comprar comida muy barata y muchas tiendas pero poco más, de noche si que hay marcha y podéis salir a los famosos Pagodes (Lugares donde tocan grupos en directo, que nada tienen que ver con las discotecas).

Si queréis comprar muy barato podéis ir a Feira de Santana que es una ciudad de camino entre Salvador e Itaberaba en la cual está todo muy barato.

De vuelta a Salvador por esas carreteras infernales, ah no os he hablado de ellas, lo peor de Brasil sin lugar a dudas son las estradas llenas de buracos (es decir las carreteras llenas de agujeros), en los cuales cabe la rueda de un coche completa, así que mucho cuidado con esto, excepto en las ciudades que están más o menos bien en el resto son infernales.

La Isla de Itaparica

Isla de Itaparica

Después de este viaje me fui a la isla de Itaparica, que es una isla situada frente a la ciudad de Salvador a la cual se puede ir por carretera o en barco, yo fui en barco en el cual se puede llevar el coche, el recorrido es muy corto 1 hora y vale la pena ver el paisaje desde este.

Itaparica, que os voy a decir de esta isla, ¡Es el Paraíso!, playas interminables de agua clara, llenas de cocoteros, por supuesto una vegetación increíble como en cualquier parte de Salvador y muchos sitios distintos que ver (está llena de diferentes pueblos a los cuales llaman islas). En esta isla podéis adquirir lambretas o cangrejos a un precio ridículo para nosotros y daros un banquete increíble o si queréis podéis comer en los innumerables kioscos que hay en las playas. Podéis coger el barco que recorre las islas en un recorrido precioso.

De vuelta de Itaparica ya se acercaba el final de unas vacaciones increíbles, no quería que aquello acabase nunca, el porque es muy sencillo, la gente de Brasil es muy muy acogedora, las personas hacen que te sientas mejor que en casa, te ofrecen lo poco que tienen y son muy agradecidos, así que tratarlos muy bien y agradecerles siempre lo que hacen por vosotros, sobre todo con dinero que es de lo único que carecen allí y a pesar de ello son las personas más felices del mundo.

Gastronomía Brasileña en Salvador de Bahía

Que más deciros, la comida es muy buena no dejéis de probar las alubias o frijoles de infinidad de clases y preparadas de muchas formas con la harina de mandioca es exquisita, siempre acompañadas de pimienta, la Acarajé (es una especie de torta, rellena de alubias), que es muy buena podéis comprar en la calle a las señoras vestidas de blanco, la muqueca de marisco (es especie de una mariscada), los cangrejos, las lambretas (como las almejas, pero más grandes y sabrosas), la carne de sol ( que es una carne salada y secada al sol), que la sirven frita con cebolla y está exquisita, todo tipo de carnes, podéis ir a una Churrasquería y comer mucha carne a la brasa por muy poco dinero, podéis comer la famosa feixoda que es toda clase de carne, acompañada de alubias y de chorizos.

Lo peor de todo fue el viaje, no por la duración 8 horas desde Lisboa, sino por la incomodidad y el mal trato de la compañía Tap – Air Portugal, si podéis evitar volar con ella mucho mejor ya que los asientos son muy incómodos y el personal no da un trato muy bueno y encima no hablan Español, el segundo idioma mundial y un vuelo que sale de Madrid a Lisboa y no habla nadie Español, quizás la mejor opción sea volar Madrid-Sao Paulo – Salvador, ya que no hay vuelos directos desde Madrid.

En cuanto a los bichos, mosquitos y demás, simplemente con un repelente para mosquitos vais bien, eso si no podéis adentraros en la vegetación ya que hay culebras verdes, que son venenosas, pero por lo demás no hay peligro.

Espero os animéis a viajar a Brasil, seguro no os defrauda, Yo espero volver en Febrero para disfrutar de los carnavales de Salvador que me han dicho que son algo fantástico.

Imágenes: DP, ON

Leave a Reply